7 sept. 2012

Fauna Mongola otra vez



Ha sido un agosto productivo y he podido empezar varios dibujos de Fauna Mongola, que iré subiendo poco a poco. Volver con algo en septiembre siempre parece como empezar el cole de nuevo, y es una sensación que echaba de menos. Porque seamos sinceros, los últimos días del verano siempre eran aburridos. Lo malo es que al días 3 de clase ya estaba deseando que volvieran las vacaciones.

Pero ese no es el tema. Una de las razones por las que abrí este blog es poder desencorsetarme de la estructura tan rígida de Fauna Mongola y mostrar ciertos detalles que, o por falta de espacio o por el reducido tamaño de imagen pasan desapercibidos. Primeros planos de los problemas de piel del Señor Lobo, por ejemplo. A pesar de que mantiene un look juvenil no puede disimular que los años no pasan en balde.

¿De dónde viene con la mochila a las cinco? ¿Qué demonios hace con una mochila a las cinco? No tengo ni idea, la verdad. Pero hay más preguntas que ni yo, que lo conozco de toda la vida, de 10 años o más, no sé responder. ¿Quién demonios cree que es buena idea subir a Instagram una foto de dos huevos fritos? O sea,  las fotos de comida de Instagram sirven para vender la gran carambola: Aparte de tener una sensibilidad estética increíble (cada uno de los filtros de fotografía pone el estado de ánimo por mi) soy un partidazo porque cocino así de bien. Le pongo amor a las cosas. Cocino para mí, pero mañana podría ser para ti." Eso dice una foto de comida. Pero dos miserables huevo fritos. Esfuérzate, cabrón, pon más esfuerzo en venderte!
La verdad es que acabé por cogerle mucho cariño al personaje. Soy un poco Señor Lobo y no lo reconoceré fácilmente, pero es así. No soy el único que le tiene aprecio al viejo gruñón. Misteriosamente, conserva una puñado de amigos del colegio que le siguen llamando fielmente, y le hacen pasarlo bien a regañadientes. Pero sobre todo, tiene a su gato, al que no le he puesto nombre aún, que es lo que más me ha gustado dibujar de toda la entrada

7 comentarios:

  1. Enorme.

    Muchas gracias por seguir haciéndome pasar un buen rato tío.

    ResponderEliminar
  2. Me encanta ver nuevas publicaciones de faunamongola.

    ResponderEliminar
  3. Acabo de descubrir tanto fauna mongola como este blog.
    Me lo he pasado de muerte viendo como constatas una realidad.
    Te sugiero otro personaje que creo que es digno de pertenecer a este fauna , si te apetece dibujarlo y hablar de él, el/la dependiente de la fnac.

    ResponderEliminar
  4. Acabo de descubrir fauna mongola y me ha encantado la forma en la que constatas una realidad observable ( yo creía que era el único en pensar que estos especímenes eran mongolos).
    Te sugiero otro que considero integrante de esta fauna por si estas de acuerdo conmigo y te apetece dibujarlo y hablar de él, el dependiente de la fnac.

    ResponderEliminar
  5. Impaciencia y desconocimiento por mi parte, han hecho que te escriba dos veces, al no darme cuenta que mi primer comentario no salía porque tienen que confirmar que no soy un bot, jajaja, discúlpame.

    ResponderEliminar
  6. siempre he pensado lo mismo de las fotos de comida del instagramo, espero ver a alguien que se venda bien de verdad y entonces hacer una proposición en condiciones :))
    (Sandra.H.)

    ResponderEliminar